Una nueva forma de enfrentar un destino, eligiendo permanencias mayores, instalándose en un lugar en una casa, departamento o villa. La idea es hacer la vida local, integrarse lo más posible.

Participar de actividades locales como talleres, conferencias, celebraciones. Conocer mercados, almacenes, boliches y comenzar a ser reconocido por los parroquianos. Ideal para familias o grupos de familias amigas, donde el compartir y enfrentar la convivencia y realidades diferentes es un desafío donde todos aprenden y viven una verdadera aventura.

Aquí presentaremos selectas propiedades, ideas sobre cómo abordarlo y las fechas óptimas para vivir allí.

Vivir Grecia como un local