El sur de Francia es un paraíso gastronómico, un lujo para los sentidos y este viaje va a descubrirlo. Es una zona donde se valora el oficio del cocinar, se producen grandes vinos y la cultura en torno a ello lo impregna todo.