Una travesía por los confines del Pacífico, recorriendo Nueva Zelanda, Tasmania y Australia.

20 DE OCTUBRE AL 8 DE NOVIEMBRE, 2018

Majestic Princess

Un viaje que comienza con dos noches Auckland, un crucero de 13 noches en el barco más nuevo de la flota Princess Cruises recorriendo puertos de la costa de Nueva Zelanda, con visitas a Tasmania y a Melbourne para concluir con cuatro días en la cosmopolita Sydney

Es como viajar al fin del mundo. La “tierra de la larga nube blanca” espera con su volcánica y exuberante Isla del Norte y su accidentada y montañosa Isla del Sur. Nueva Zelanda es de aquellos destinos que tiene casi todo lo que un viajero pide, muchas opciones. El patrimonio y cultura maorí, que vive e impregna muchas de las actividades, hermosas playas, una geotermia increíble, escenarios naturales prístinos en una geografía extravagante e inusual. Es el paraíso del deporte aventura y en los últimos años ha desarrollado una creciente cultura en torno al vino.
Y si necesita una razón más: los neozelandeses hacen todo lo posible por preservar la belleza de sus islas y aquello se vive en cada lugar y se agradece.

Auckland, la ciudad más grande de Nueva Zelanda, bellas playas, viñedos y una escena foodie absolutamente cosmopolita. Es el punto de partida donde embarcarse para un recorrido por sus costas y visitando 4 emblemáticos puertos y un maravilloso crucero escénico por el Parque Nacional Fiordland.

Tauranga es el puerto más importante de los visitados en Nueva Zelanda, la oferta de excursiones a géiseres y geotermia es considerable, así como impregnarse de la cultura maorí.

Wellington, la capital, es absolutamente caminable, una encantadora ciudad  con una entretenida calle bohemia: Cuba street. El Museo Tepapa es imperdible, aprenderá sobre guerras mundiales, terremotos, el proceso de colonización de las islas, sobre su flora y fauna…

En Akaroa vivirá las reminiscencias de la cultura de los colonos franceses, una ciudad pequeña con una arquitectura particular.

Port Chalmers, es un típico puerto neozelandés, muy cercano a Dunedin donde los panoramas son múltiples: la hermosa catedral de St.Paul, el jardín botánico, Bond st. la calle más empinada del mundo, la estación de trenes…

Parque Nacional Fiordland

El Parque Nacional Fiordland en el extremo de la Isla del Sur es un territorio de pura belleza natural, ofrece impresionantes fiordos, espectaculares cascadas y picos nevados. La selva antigua se agarra con todas sus fuerzas a las montañas, las cascadas caen cientos de metros hasta los enormes fiordos, los lagos brillantes y picos de granito tienen el mismo aspecto que hace mil años.

El fiordo se define como un valle en forma de U, creado por acción de un glaciar y que ha sido inundado por el mar. Los 14 fiordos que bordean la esquina suroeste de la Isla Sur tardaron 100.000 años en formarse y los detalles finales se agregaron durante la edad de hielo más reciente, hace solo 10.000 años. Los maoríes atribuyen la creación de los fiordos a un albañil gigante llamado Tute Rakiwhanoa, que talló los escarpados valles con su hacha.
En todos los costados de los fiordos, cascadas espectaculares caen incesantemente y las abundantes lluvias de la región encuentran su camino hacia el mar.

Tasmania tiene el misterioso encanto de esas tierras perdidas y sólo para los aventureros más exigentes. Su variada vida silvestre y su impresionante belleza natural se puede mezclar con experiencias que combinan arte y gastronomía de primer nivel. En Hobart visitar el controvertido Mona (Museum of Old and New Art) es un imperdible!

Melbourne es una ciudad grande y ordenada, destacamos su barrio chino y la catedral. No se pierda el Queen Victoria Market, un gran mercado de frutas, verduras e interesante artesanía.

Sydney, es de aquellas ciudades que llaman a conocerla. Por cierto, revisar la programación del Opera House  y elegir un show es casi una obligación. Hable con los animales del zoológico de Taronga, conozca tras las bambalinas en el Opera House, suba al emblemático Puente del Puerto, dé un paseo por el espectacular sendero de Bondi hasta Coogee, Cene en Quay, uno de los mejores restaurantes del mundo, en el Sepia, ganador del premio al restaurante australiano del año, o en el Rockpool, un elegante restaurante que combina sofisticados clásicos con sabores asiáticos. Descubra el pasado penitenciario en The Rocks, un paseo en ferry el hermoso puerto, explore los Jardines Botánicos Reales o siéntase salvaje en las Montañas Azules. Panoramas no faltan en Sydney!

Salida 20 de octubre, 2018

CUPOS LIMITADOS